En momentos de incertidumbre, menos gasto y más ahorro. Este efecto general de las crisis económicas se conjuga con la capacidad económica de las familias y su propio comportamiento en términos de ahorro y consumo, y varía en función del tipo de hogar.

Por ejemplo, en las familias mono parentales, con un adulto y uno o más niños dependientes, la capacidad de ahorrar al final de mes sólo llega al 24,5%, mientras que el 41,3% vive sin necesidad de endeudarse ni recurrir a los ahorros. En sentido contrario, el 21,1% (casi el triple que la media nacional) de estos hogares necesitan pedir dinero prestado y otro 13,1% tira de los ahorros para cubrir sus gastos.

La situación contraria se da en los hogares formados por dos adultos sin hijos: el 45,3% ahorra a final de un mes normal, el 42% vive al día, sin ahorrar ni tirar de ahorros, el 7,8% necesita recurrir a sus ahorros y el 4,9% pide dinero prestado.

Pedir dinero es ya una opción totalmente instaurada en nuestra fisonomía, pedir un crédito privado o pedir un préstamo de capital privado es lamentablemente orden del día.

Las causas son muy diferentes, pero tienen algo en común, la escasez de dinero y de ahorros. Luego les siguen las causas extraordinarias, como puede ser la aceptación de una herencia.

Según nuestro panorama económico y de estado, tenemos que pagar por aceptar los bienes de otra persona, aunque esta fuera tu madre o un familiar cercano. Aparecen los créditos de capital privado por herencias. Pedimos dinero privado para coger la herencia y poder vender parte o todo lo herededado para pagar este crédito privado y para disponer de una inyección de capital en nuestro hogar.

Pagar otra vez por coger lo que ya es tuyo, es un robo. Yo he trabajado toda la vida y aportado mi sueldo a mi hogar (para pagar entre otras cosas los bienes de la familia, casas, campos, etc.) Cuando fallecen mis padres esas casas son mías, ¿Por qué tengo que pagar al estado por algo que es mío?, ya pago mis impuestos, que son muchos.

La compra de coches o motocicletas es la principal causa de endeudamiento no hipotecario de las familias españolas. En concreto, el 12,7% de los hogares recurre a préstamos para la compara de sus vehículos.

Bienes y servicios vinculados con la vivienda, como mobiliarios o electrodomésticos, es la segunda categoría que vincula a más préstamos familiares: el 7,6% de las familias recurre a los instrumentos de financiación para la compra de este tipo de artículos.

PEDIR DINERO

CAPITAL PRIVADO

Por admin

Deja una respuesta