Si te molesta un estilo de música, te aburre el teatro o no te atraen las obras de arte, casi siempre puedes evitarlas. La arquitectura, sin embargo, es diferente. Un proyecto mal pensado afectará la vida de muchas personas de manera constante y durante mucho tiempo. En los espacios interiores, este efecto se amplifica aún más.

La humanidad pasa cada vez más tiempo en el interior, impactando directamente nuestro bienestar y salud. En los períodos de confinamiento obligatorio, como en la actual pandemia del Covid-19, nos damos cuenta de cuán importantes son los espacios interiores para nuestro bienestar e incluso para la prevención de enfermedades. Por eso, diseñar un ambiente interior es una gran responsabilidad para todo profesional. Un diseñador de interiores debe planificar, investigar, coordinar y administrar estos proyectos para obtener un ambiente adecuadamente saludable y estéticamente agradable para las personas que utilizarán el espacio.

El diseñador de interiores debe, por supuesto, considerar los estándares de accesibilidad, las rutas de escape de incendios y las dimensiones mínimas para las habitaciones.

Habitualmente el diseño interior se confunde con la decoración, La elección de revestimientos, colores y acabados es, de hecho, un aspecto importante del diseño de interiores, pero no es su única característica.

Crear espacios funcionales y estéticamente agradables. Esta división del espacio se puede lograr a través de paredes, pero también a través de objetos. Al mismo tiempo, el diseño interior debe prestar atención a las condiciones térmicas, de iluminación o acústicas.

Con el diseñador tiene que estar el maestro de obras o reformista, el encargado de las reformas de viviendas. Nuestra empresa SDECON son especialistas reformas de viviendas en Madrid

Si el diseñador parte de cero, también puede contar con nuestros servicios, porque realizamos obras y reformas en Madrid desde hace más de 30 años

Por admin