Arreglo de armarios

La cocina es uno de los lugares que más envejece de toda la casa, al sufrir un uso frecuente y exigente que implica calor, vapor, humedad, comida y otros líquidos derramándose aquí y allá, amén de cantidad de electrodomésticos trabajando juntos.

Por eso le dedicamos en su día este otro post, con 4 ideas geniales y baratas para renovar tu cocina sin hacer obra. Aquel día nos fijábamos en los suelos y en los azulejos principalmente. Pero hoy hemos decidido profundizar en tus muebles de cocina.

Así que hemos preguntado a nuestros carpinteros y nos han dado otros 4 puntos clave en los que puedes actuar para rejuvenecer tu cocina y mirarla con nuevos ojos:

Un cambio de color es, sin duda, uno de los cambios más notables a golpe de vista. Los muebles de cocina no son difíciles de pintar y se puede usar cualquier pintura para ello.

Como alternativa, podemos colocar vinilos sobre de la madera. Existen de colores lisos, con estampados, figuras geométricas, o incluso de imitación de otras maderas. Eso sí, hay que tener cuidado porque, si no se pegan bien, saldrán esas indeseables bolsas de aire.

Si tus muebles de cocina son de madera y quieres pintarlos de algún color en concreto:
– Líjalos para abrir el poro de la madera. Elimina así el barniz y la posible grasa acumulada.
– Después da una pintura especial, la imprimación, que es una especie de esmalte para que la pintura que queramos usar definitivamente se agarre bien al armario. Suele conocerse con el nombre de ‘todoterreno’, y es recomendable que sea un esmalte de calidad.
– Se vuelve a lijar esta capa.
– Finalmente, da dos capas de la pintura seleccionada. Se puede aplicar incluso con rodillo o pincel.

¡Ah, la última defensa de tu mueble de cocina ante el paso de tu fregona! Como te imaginarás, los zócalos sufren mucho por su proximidad al suelo, la suciedad y el fregoteo.

Si tu zócalo es de madera y quieres cambiar su color, trata el material de la misma forma que indicábamos más arriba.

Aunque los materiales sean diferentes, por regla general las medidas suelen ser universales: de alto todos oscilan entre 14 y 17cm la mayoría son de 14.5cm, ya que las encimeras suelen venir a la misma altura y los muebles de la cocina, ser de tamaños estándar.

Está de moda colocar zócalos metálicos –o en su defecto de PVC- para evitar que se dañen con los productos de limpieza del suelo. Si el tuyo está viejo y gastado, esta es una mejora que requerirá una inversión mínima y mejorará mucho la apariencia de tu cocina.

Los tiradores suelen tener una medida estándar, por lo que es raro que, cuando se cambien, necesitemos hacer agujeros nuevos.

En caso de los tiradores que son pomos no hay problema: solo hay un agujero por lo que se destornilla y se pone el siguiente. En caso de un tirador en modo de asa, como comentábamos, las distancias suelen seguir un mismo patrón, por lo que los dos agujeros suelen encajar.

Eso sí, para evitar sustos, mide la distancia entre agujeros antes de comprar un asa nueva. Y si quieres pasar de pomo a asa, colócala encima, marca el punto y realiza el nuevo agujero.

Hoy en día la gente apuesta por los tiradores en acero o aluminio. Y mucho más en forma de asa que de pomo.

Seguro que siempre te has preguntado si te saldría muy caro. Todo depende del material que elijas.

Las normales son de aglomerado y formica, pero las hay de Silestone, piedra, mármol, etc.

Estas son las cosas que tienes que hacer, lo único que tienes que tener es tiempo, paciencia y bastante maña. Si no tienes todo esto te aconsejo contratar a un Carpintero a medida en Madrid para que lo realice él, teniendo en cuenta que el material le cuesta más barato, que no tiene que comprar herramienta, que le cuesta la mitad de tiempo hacerlo y que seguro no se equivoca y tiene que volver hacerlo.
Resumiendo para Reparación armarios Madrid llamar a un profesional en arreglos y carpintería, puede que el precio no sea tan diferente a si lo haces tu mismo

Trabajo carpintería de madera en Madrid a domicilio

Deja un comentario